5 pasos para preparar tu sesión de Hatha Yoga en casa

¡Hogar dulce hogar! Hacer algunos preparativos en casa al practicar yoga online te puede ayudar a conectar mucho mejor con la práctica y a ser más constante y regular. 

El espacio donde practicamos puede condicionar mucho nuestra concentración. En este post te daremos 5 consejos muy simples que estamos seguros de que te serán útiles y te harán sentir mejor.

1. Orden 
Elige un lugar despejado y lo más ordenado posible, el caos del desorden no ayuda a la concentración, y la mente es tan traicionera que seguro que, en mitad de la clase de yoga, nos reta a doblar esa montaña de ropa que hace tiempo que nos persigue o a ordenar cualquier cosa que esté por medio. 

2. Limpieza
Limpia el polvo y aspira el suelo. Si tienes alergia a los ácaros seguro que ya lo pones en práctica habitualmente, pero para aquellos que lo toleran mejor han de saber que aspirar siempre es mejor que barrer, con la escoba se levantan partículas de polvo que se quedan suspendidas en el aire que luego irán directas a nuestras fosas nasales!

Nuestro sistema respiratorio trabajará profundamente a lo largo de la práctica, así que nuestros pulmones agradecerán este pequeño detalle que solo te llevará unos minutos.

3. Avisa
Las interrupciones no hacen una práctica cómoda. Es importante que intentes practicar en una habitación donde creas que podrás tener tranquilidad y con el menor ruido posible. Si hay otras personas en casa puedes avisarles de que ese será tu rato de desconexión, y aunque a lo primero se te haga raro o incluso te dé vergüenza, evitarás el fastidio de que te reclamen cada cinco minutos. Si tienes niños en casa puedes hacer con ellos un cartel como el de las habitaciones de hotel y que ponga algo así como “No molestar. Yoga time” y colgarlo del pomo de la puerta a modo de recordatorio.

4. Luces
¡El tono de iluminación que le das a la habitación dónde practicas hará magia! Si es de día y tienes luz natural, genial!

Si es por la tarde o por la noche es mejor optar por luces suaves, intentando no tener fluorescentes o lámparas de techo que te iluminen directamente a la cara durante la práctica. Es mejor optar por alguna lámpara pequeña que dé un poco de luz tenue y cálida.

También puedes encender algunas velas teniendo cuidado de que no estén cerca de corrientes de aire o cortinas… no nos gustaría tener sustos…

5. Olores

¡No queremos olvidarnos del sentido del olfato! Esto es muy personal, lo sabemos, hay tantos gustos como narices, así que lo dejamos a tu elección, simplemente has de saber que los olores agradables ayudan a relajar el sistema nervioso.

A nosotros nos gusta quemar un poco de palo santo o incienso antes de las sesiones, da un aroma ligero, natural y muy agradable.

Lo podéis encontrar en muchas herboristerías o tiendas donde venden inciensos. 

En el caso del palo santo solamente hay que calentar un poquito y dejar que salga el humo, se apaga solo y muy rápido, veréis que un trocito pequeño dura mucho tiempo.

Estamos convencidos de que dando estos toques a tu casa tus clases serán mucho más relajantes.

Se trata de estar lo más a gusto posible así que si se te ocurre alguna otra buena idea cuéntanos en comentarios.

¡Nos vemos en clase, Namasté!

Te ha gustado el artículo?

Share on facebook
Comparte en Facebook
Share on twitter
Comparte en Twitter
Share on linkedin
Comparte en Linkdin
Share on pinterest
Comparte en Pinterest

Deja un comentario

Abrir chat